21 junio 2018

Living Lab, el proyecto para testear la Solución ProFuturo en entornos educativos reales

El Living Lab es un proyecto propio de ProFuturo que se realiza en colaboración con el Colegio Salesianos Estrecho de Madrid y la Asociación Pinardi. Un laboratorio que permite el testeo rápido de determinadas iniciativas y contrastar fórmulas digitales que mejoren la Calidad Educativa.

Facebook twitter

Una experiencia conjunta que incorpora una propuesta de educación digital basada en el empleo de metodologías didácticas innovadoras. Tal y como explica Marina Sanz, responsable del Living Lab, este proyecto nació de la necesidad de tener un entorno cercano de pruebas para saber cómo funciona lo que se va a llevar a países lejanos. “Salesianos Estrecho y Pinardi nos han permitido hacerlo posible y nos proporcionan el feedback que necesitamos para obtener la calidad que estamos buscando. Así, se puede detectar posibles áreas de mejora e identificar nuevas necesidades y oportunidades”, comenta Sanz.

El Living Lab permite empoderar al docente y hacerle investigador de su propio proceso de desarrollo. “Hablamos de una investigación educativa aplicada en un entorno real. Hemos querido que sean los propios profesores quienes recojan sus propias evidencias, algo que nos permite llegar a una serie de conclusiones sobre cuáles son los apartados que nos gustaría mejorar en nuestra solución educativa”, indica Moussa Boumadan, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y colaborador del proyecto Living Lab. Los profesores no solo son el foco de análisis, los centros educativos y los niños también. Cualquier iniciativa prevista para ser incorporada a la cultura pedagógica de un centro requiere de su sometimiento al claustro, puntualiza Boumadan. El equipo docente es el encargado de encajar curricularmente la propuesta de contenidos que ofrece la solución educativa ProFuturo


Las conclusiones obtenidas no buscan generalizar, la intención es favorecer la formulación de preguntas pedagógicas que guíen la reflexión en torno a la implantación de la Solución ProFuturo


La profesora del Colegio San Juan Bautista de 5ºA de primaria, María García Tadea, detalla que los niños de hoy en días nacen en la era digital y para ellos adaptarse a las tablets es algo muy sencillo. “Las hemos utilizado en Lengua y en Naturales, aunque muchos de ellos nos sugerían utilizarlas en Matemáticas que para ellos es la asignatura más difícil”. Para Alberto Caño, profesor y coordinador del proyecto Living Lab en el Colegio Salesianos, la llegada de este proyecto al centro educativo ha supuesto un avance muy positivo para todos. “Tanto los niños como yo mismo hemos disfrutado mucho. Me ha dado una pequeña visión de lo que será en el futuro la implementación definitiva de las tecnologías en las aulas”, apunta el docente.

Alexia, alumna de 5ºB del Colegio Salesianos Estrecho, reconoce que nunca había manejado una tablet y que se ha divertido más que con los libros. “Ha sido muy interesante y nuevo”. Su compañero Rubén, de 5ºA, detalla que con las tablets han dado lo mismo que con los libros pero de otra forma y otro punto de vista. “Sobre todo me ha gustado los videos que había en las actividades. Creo que utilizar las tablets en Sociales y Naturales me podría ayudar mucho, son las dos asignaturas que más recursos tienen y con las nuevas tecnologías todo sería más fácil”, indica Rubén de 9 años.

Las conclusiones obtenidas del Living Lab no buscan generalizar, la intención es favorecer la formulación de preguntas pedagógicas esenciales que guíen la reflexión en torno a la implantación de la Solución ProFuturo en los diferentes contextos a los que se orienta.

Sigue toda la actualidad del Living Lab aquí.