10.04.2018

ProFuturo en la Semana del aprendizaje móvil por la UNESCO

Acudimos a la conferencia emblemática de la UNESCO sobre el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación. Javier González Casado, parte del equipo de ProFuturo nos narra las tres intensas y fructíferas jornadas en el seno de la organización especializada de Naciones Unidas para las TIC.

Facebook twitter

ProFuturo continúa imparable su viaje hacia la consolidación de la igualdad de oportunidades en la educación del siglo XXI consciente de la necesidad de unir esfuerzos. Tan relevante como seguir la senda de implantación y expansión de la educación digital integral de ProFuturo allí donde la vulnerabilidad se hace latente en las localidades más remotas, lo es el avanzar en el desarrollo de relaciones y alianzas con los principales actores de la comunidad internacional en materia de educación.

Javier González Casado, parte del equipo de ProFuturo, nos cuenta cómo fueron esas intensas jornadas en la Mobile Learning Week.

La Semana Santa fue un momento peculiar en mi desempeño profesional dentro de la Fundación ProFuturo, a la que pertenezco desde hace 10 meses y donde el asombro y sorpresa, siempre positivos, son las constantes en mi quehacer del día a día.

Hace ya unos meses fuimos invitados como Institución a participar en la Semana del aprendizaje móvil por la UNESCO, una serie de conferencias y reuniones ya emblemáticas tanto en educación como en el mundo de lo digital. Suele acontecer a fines del mes de marzo, con lo que, en esta ocasión, ha coincidido en nuestra Semana Santa española.

Debíamos estar ahí con nuestro Programa ProFuturo debajo del brazo, aunque tuviéramos que cambiar nuestras agendas. Es el evento por excelencia donde convergen tanto el mundo de las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) con la educación, a través de las dos Agencias de las Naciones Unidas que abarcan ambos mundos: la citada UNESCO y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Llegamos un domingo a la tarde para poder preparar debidamente nuestro stand de presentación de nuestro Programa. Como anécdota para nuestro recuerdo queda el “peregrinaje” desde nuestro hotel en la ciudad financiera de París, la Défense, hacia el gran mirador a la Torre Eiffel que representa el conjunto de edificios UNESCO. Más de media hora de atascos en taxi nos permitían, si quiera mínimamente, hacernos a la idea de la grandiosa y tumultuosa vida de la gran capital europea en la que trabajaríamos estas 3 jornadas.


“Solo con métodos pedagógicos innovadores es posible la educación con lo digital y viceversa”

 


Llegados con suficiente anticipación, y acogidos con una gran amabilidad y cercanía por nuestro anfitrión brasileiro, Valtencir Mendes, pronto vimos la posibilidad de poder organizarnos para atender tanto a nuestra función de exposición y networking de nuestro programa, propósitos centrales del viaje, como de poder asistir a la multiplicidad de coloquios, exposiciones y ponencias que iban a acontecer en paralelo. Una fascinante edición la del 2018 que con el lema de “competencias para un mundo más conectado” hacía posible que los asistentes pudiéramos compartir conocimientos y visiones sobre cómo definir y alcanzar las metas de capacitación incluidas en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, sobre una educación inclusiva, equitativa y de calidad.

Desde el primer minuto los asistentes a los talleres del lunes empezaron a acudir a solicitarnos información, preguntando sobre nuestra historia y propósito. A través de la infografía que llevamos al efecto pudimos mostrar lo novedoso de nuestra Solución, la contrastación y complementación con otros programas y agentes, la oportunidad de nuestra visión global-local, de extremo a extremo, con adaptación a muy diferentes entornos y focalizándonos en los docentes como agentes de cambio. Una gran acogida que despertó el interés de mantener contacto con una multiplicidad de entidades, agentes públicos y privados de muy diferentes continentes y países.

En ese primer intenso día, pudimos constatar la calidad de ponentes de los unos 16 talleres que transcurrieron en paralelo en diferentes momentos y estancias, con asistencia de miembros de organizaciones internacionales y gubernamentales, ONG, e instituciones académicas. Todo un trabajo coordinado para constituirse en plataforma de compartición de mejores prácticas en educación digital, tanto para la migración de aprendizajes tradicionales hacia entornos innovadores como nuevas fórmulas de trabajo en red y en movilidad que ayuden a incrementar la calidad educativa y reducir la desigualdad en los entornos desfavorecidos.

Una primera gran conclusión: solo con métodos pedagógicos innovadores es posible la educación con lo digital y viceversa, siempre orientados a alcanzar las competencias necesarias que se requieren para los retos 2030 de Naciones Unidas


“La necesidad de impulsar las habilidades digitales y promover un enfoque integrado de las mismas para la autorrealización personal, el fomento del empleo y la inclusión social”

 


En el segundo y tercer día se desarrollaron el momento estelar de la semana: el Simposio. La apertura del mismo se produjo con una ceremonia de inauguración de las autoridades de UNESCO, la UIT y otras organizaciones colaboradoras. Con gran interés resituaron la relevancia del tema que ya se estaba debatiendo con insistencia: la necesidad de impulsar las habilidades digitales y promover un enfoque integrado de las mismas para la autorrealización personal, el fomento del empleo y la inclusión social. Conjuntamente con lo anterior se establecía la necesidad de apostar por el fortalecimiento institucional de las competencias digitales de los docentes o la lucha contra las brechas sociales, culturales y de género para garantizar inclusión y equidad en el desarrollo de habilidades digitales.

Ya conocido en lugar de exhibición y cómo funcionaban las dinámicas de networking e intercambio de información la tensión inicial se rebajó, por lo que pudimos disfrutar algo más tanto de las conferencias magistrales como de los discursos de la sesión plenaria y o de las decenas de sesiones subsidiarias.

Son múltiples las experiencias, contactos, relaciones, etc. que pudimos extraer en esos dos días. Desde el reencuentro con Francesco, el responsable de videogames without borders en su presentación de su serious game “Serious Game del Año “Antura and the letters”, nuestros vecinos de mesa de exposición, “Korea Education and Research Information Service” (KERIS), institución pública koreana con una solución de Aula Digital a modo de centro de formación en e-skills para docentes o los trabajos sobre estándares digitales que están desarrollando la gente de Learning Equality con ayuda de Google.org

Un momento de especial interés para nosotros fue la comida del martes, mantenida con el responsable de las Jornadas Francesc Pedró, gran anfitrión y óptimo conversador. A la misma se nos unieron los compañeros de Fundaciones Telefónica Brasil y Perú. Una conversación incompleta, al lanzarnos el reto de buscar áreas de convergencia para llegar a una colaboración más estrecha en futuros eventos.

Dejamos como último punto reseñable nuestra breve presentación de Profuturo en el Plenario, el miércoles a la tarde, donde resumimos los principales puntos esenciales de nuestro trabajo. Enfatizar aquí la escucha empática y cercana y el interés despertado entre responsables de políticas educativas, agentes sociales de ONG y demás asistentes, que esperemos nos lleve a buen puerto futuros contactos y colaboraciones.

El viaje de regreso el miércoles a la noche nos impidió poder estar de oyentes en los laboratorios de ideas del viernes 30 de marzo, si bien en posteriores ocasiones se abra la oportunidad de participar activamente.

En resumen, la confluencia de la gran ciudad de eventos y encuentros que es París, la acogida y buen hacer de la UNESCO, en colaboración con la UIT, la relevancia del tema y la calidad de participantes y ponentes en todos los foros y actividades configuraron un peculiar inicio de Semana Santa de aprendizaje, motivación y enriquecimiento compartidos.