13.03.2018

El libro mágico de Filipinas

Facebook twitter

“Querida Fundación ProFuturo,

Muchas gracias por compartir su amor, cariño y bendiciones a la Escuela de Primaria de Bucana.  Las tabletas son de gran ayuda para los estudiantes a la hora de recibir una educación de calidad para nosotros que no podemos hacer frente a la compra de ningún tipo gadget (tableta). Sin embargo, gracias a ProFuturo aprendemos, exploramos y descubrimos muchas cosas…”.

De esta manera empieza una de las cartas incluidas en un libro muy especial. Se trata de un regalo realizado en forma de carpeta con tapas de paja por los alumnos de la Escuela de Primaria de Bucana, en El Nido, situada en la isla filipina de Palawan. El libro, adornado con flores, recuadros e imaginativas y alegres figuras de colores de cartulina, es un libro casi mágico porque está cargado de la ilusión y el agradecimiento de los niños por la educación digital que ProFuturo les ofrece en su escuela desde hace dos meses.

Por lo menos así lo recibió el presidente de ProFuturo, César Alierta, el pasado 13 de febrero, cuando acudió a visitar dos de las 31 escuelas en las que se imparte la educación digital integral en Filipinas de la mano de Ayala Foundation.

Filipinas es sinónimo de arrozales color esmeralda, frenéticas megalópolis, búfalos de agua, volcanes, selva, playas y, en sus más de 7.000 islas, habita un pueblo hospitalario y muy trabajador. Los más de 104 millones de habitantes de este paradisíaco enclave del cinturón de fuego del Pacífico lo convierten en el duodécimo país más poblado del mundo, con una alta densidad de población, pero también en uno de los países con más baja renta per cápita.

Dado que sus idiomas oficiales son el filipino (basado en el tagalo) y el inglés, en la Escuela de Primaria de Bucana, los niños no solo tienen acceso a los contenidos de las tres maletas con 48 tabletas cada una en inglés. Los profesores se han dado prisa y han incorporado contenidos propios en tagalo, lo que hace más accesible y cercana la formación que reciben los 583 alumnos de la escuela.

El inicio de la implantación de ProFuturo en Filipinas se realiza “bajo la convicción de que, abrazando la revolución digital a través del uso de las nuevas tecnologías e innovadoras metodologías educativas en los colegios, se obtendrá como resultado la promoción de una educación de calidad”, según palabras de César Alierta en Palawan. Y es que, como aseguró el también presidente de Fundación Telefónica “el acceso digital es cada vez más determinante para ofrecer igualdad de oportunidades a los niños habilitándolos para beneficiarse del acceso a la información, la participación en la comunidad y el beneficio social”.

D. César Alierta junto con alumnos utilizando las tabletas de ProFuturo.
D. César Alierta junto con alumnos utilizando las tabletas de ProFuturo.

Estos son solo los primeros pasos de ProFuturo en colaboración con Ayala Foundation y World Vision, nuestro segundo aliado en el archipiélago filipino. De momento, hay formados 198 profesores de las 31 escuelas imparten enseñanza a 10.088 niños. Unos primeros pasos que nos han dejado un gran libro, con tapas de paja, y la emoción de saber que pronto, a finales de 2018, en Filipinas el número de colegios llegará a 100. Y, unos niños y niñas que, gracias a las habilidades digitales que adquirirán, el día de mañana contribuirán al desarrollo y prosperidad en su país.

En el centro de la fotografía, María Lacadena y Valentina Ríos, miembros del equipo de Operaciones de ProFuturo, tras ser recibidas por los docentes y directores Libertad Elementary School en Odiongan, Romblon.
En el centro de la fotografía, María Lacadena y Valentina Ríos, miembros del equipo de Operaciones de ProFuturo, tras ser recibidas por los docentes y directores Libertad Elementary School en Odiongan, Romblon.

De la mano de Ayala Foundation

Ayala Foundation, perteneciente a Ayala Corporation, es una de las fundaciones corporativas pioneras de Filipinas fundada en 1961 por Joseph McMicking y Mercedes Zobel-McMicking. Dedicada a la transformación de las comunidades en prácticamente todas las regiones del país, fomenta una amplia red de alianzas públicas, privadas y de la sociedad civil mediante la implementación de programas de educación, liderazgo juvenil, arte y cultura o desarrollo sostenible, entre otros proyectos. ProFuturo y Ayala Foundation comenzaron su andadura juntas en enero de 2017 y fue en agosto de ese mismo año cuando firmaron el acuerdo de colaboración entre ambas entidades y el Departamento de Educación de Mimaropa.

Además de las cien escuelas a las que ProFuturo prevé llegar de la mano de Ayala Foundation este año, el proyecto avanzará en otras cien junto con World Vision, su segundo aliado en el país insular.