29.05.2018

Guinea Ecuatorial: Derribar barreras para entusiasmar a los docentes

Facebook twitter

ProFuturo inició su andadura en Guinea Ecuatorial el pasado 3 de abril. Además de la presentación a las autoridades, tres miembros del equipo de Formación y Soporte permanecieron durante 10 días en el país para iniciar la formación y puesta a punto de los equipos con los que comenzar a impartir las clases de Aula Digital en 27 centros educativos de forma inminente.

A María Fernández, Amaya Villachica y José Manuel Carrillo se les unió en Najat El Mozouri como formadora de apoyo. Tenían ante sí una tarea que, a simple vista, puede parecer sencilla pero que encierra no poca complejidad. A las dificultades de conectividad nada desdeñables en el país centroafricano, había que añadir la a veces difícil receptividad por parte de un profesorado que, en muchas ocasiones, se encuentra cansado porque debe atender varios empleos para poder llevar un salario con el que mantener a la familia y, en la mayoría de los casos, con notables carencias de formación en las habilidades tecnológicas que deben utilizar para impartir las clases.

Todos los contenidos y metodologías educativas que se les proporciona son digitales.  La tecnología por sí misma, sin embargo, no es capaz de transmitir el conocimiento, así que la capacitación de los docentes y su formación en las nuevas competencias para transmitirlas a los niños son la clave de bóveda para que los alumnos aprendan y desarrollen las habilidades necesarias. En estos primeros pasos, dado que el mayor reto para el equipo de ProFuturo era conseguir ilusionar e involucrar a los educadores en unas nuevas metodologías que les resultan extrañas y ajenas y que les supondrían un esfuerzo adicional, María, Amaya, José Manuel y Najat se dedicaron a fondo para trabajar la motivación del profesorado.

Los profesores que asistieron a la formación en Malabo, que pertenecen a escuelas de la Isla de Bioko.

Poco a poco, según fueron avanzando los días, durante la semana y media de intensas jornadas de formación, consiguieron ir derribando las iniciales barreras. El entusiasmo y las ganas de introducir tan notable mejora en los centros en los que está previsto que se implementen las clases de educación digital integral de ProFuturo, acabó siendo general. Y es que la solución educativa está especialmente diseñada para motivar al profesor y capacitarle para la integración de la tecnología digital en su práctica pedagógica.

La formación incluye familiarizarlos con el equipamiento tecnológico, una maleta en la que el profesor encuentra todas las herramientas necesarias para trabajar con los niños en clase. La maleta se compone de un ordenador que hace de servidor en el que está la plataforma de gestión de clase y los contenidos y que le permite que la solución trabaje de forma offline, sin necesidad de conexión a internet; tabletas para los niños; un router que crea una red interna en clase para que los niños realicen en las tabletas las actividades programadas por el profesor; un pequeño proyector; y baterías que permiten al equipo trabajar en clase sin necesidad de estar enchufados.

Por otro lado, el hecho de que Guinea Ecuatorial sea el único país de África en el que se habla español también ayuda. Siempre hay momentos para una broma y la complicidad del idioma hasta en la familiaridad de los nombres de pila produce una sensación de cercanía. De la herencia de España en Guinea no solo queda la lengua. Los formadores pudieron constatar el éxito de la tortilla de patata, incorporada a la alimentación como un plato más de la comida ecuatoguineana, entre un paisaje cuajado de helechos centenarios de seis y siete metros, eso sí, a 39 grados centígrados en pleno mes de abril.

No todo iban a ser dificultades. El padre Carlos, un claretiano que lleva 22 años en el país y al que la gente saluda y abraza por la calle, desborda optimismo. Él fue quien hizo las veces de cicerone al grupo de formadores en esta primera formación inicial compuesta por 90 profesores y 4 coordinadores. El padre Carlos forma parte de la Asociación de Centros de Enseñanza de Guinea Ecuatorial (ACCEGE), una asociación líder en educación de cuya mano se ha adentrado ProFuturo en el país. Gracias a la ACCEGE, las 16 escuelas en la isla de Bioko junto con las 11 situadas en la región continental se han convertido en la punta de lanza de ProFuturo en Guinea.

De la mano de este gran aliado local, ProFuturo espera beneficiar a más de 6.600 estudiantes de primaria y 147 docentes. La ACCEGE representa a 22 instituciones religiosas y laicales propietarias de 72 centros educativos que cubren desde la etapa de infantil hasta bachillerato y se encuentra presente en todas las regiones de la república.

Presentación del ProFuturo en Guinea Ecuatorial

 

El proyecto se presentó el pasado 4 de abril en Malabo en el Centro Cultural Español, con la presencia del Ministro de Educación, Jesús Engonga Ndong; la Viceministra de Educación, María Jesús Ncara Owono; el embajador de España en Guinea Ecuatorial, Guillermo López Mac-Lellan; y el presidente de ACCEGE, Reverendo P. Fernando Ignacio Ondo, entre otros.
El proyecto se presentó el pasado 4 de abril en Malabo en el Centro Cultural Español, con la presencia del Ministro de Educación, Jesús Engonga Ndong; la Viceministra de Educación, María Jesús Ncara Owono; el embajador de España en Guinea Ecuatorial, Guillermo López Mac-Lellan; y el presidente de ACCEGE, Reverendo P. Fernando Ignacio Ondo, entre otros.

 

Los medios de comunicación ecuatoguineanos realizaron un importante seguimiento del proyecto, con la asistencia de cámaras de televisión tanto a la presentación con el Ministro de Educación como a alguna de las jornadas de formación impartidas a los profesores.
Los medios de comunicación ecuatoguineanos realizaron un importante seguimiento del proyecto, con la asistencia de cámaras de televisión tanto a la presentación con el Ministro de Educación como a alguna de las jornadas de formación impartidas a los profesores.

 

Además, Maria Dolores Martínez Bernabéu y Tomas Mensi acudieron a emisoras de radio y televisión para dar a conocer el proyecto.
Además, Maria Dolores Martínez Bernabéu y Tomas Mensi acudieron a emisoras de radio y televisión para dar a conocer el proyecto.