20 junio 2019

La alianza de ProFuturo y Education Cannot Wait llevará educación digital a niños en zonas de conflicto y crisis

Con motivo del Día Mundial de los Refugiados, que se celebra este 20 de junio, ProFuturo y Education Cannot Wait (ECW), el primer fondo multilateral global dedicado a la educación de niños en zonas de guerra, desastres y crisis, han anunciado una alianza estratégica para mejorar el acceso a una educación de calidad de menores en zonas de conflicto y crisis a través de la educación digital y la formación docente.

Facebook twitter

¨La alianza con Education Cannot Wait permitirá a ProFuturo ampliar el alcance de su trabajo y adaptar su innovador programa educativo para atender las necesidades de niños en zonas de conflicto y crisis”, destaca la directora general de ProFuturo, Sofía Fernández de Mesa. ¨Ningún niño debería ser privado de una educación de calidad, independientemente de la situación por la que esté pasando. La educación es su ventana a un futuro mejor¨, añadió.

Ambas organizaciones se comprometen a colaborar en aquellos países donde la intervención pueda beneficiar a niños refugiados y desplazados internos, trabajando en alianza con ministerios de educación y otras organizaciones internacionales y nacionales para garantizar la efectividad y la sostenibilidad del programa ProFuturo.

ProFuturo está participando en la definición del Multi-Year Resilience Programme (MYRP) que Education Cannot Wait está desarrollando en Etiopía en colaboración con UNICEF, ACNUR, Save the Children, Plan International, otras organizaciones y donantes internacionales, y sociedad civil nacional. El programa de tres años aborda las necesidades de niños refugiados no escolarizados y de aquellos privados de educación debido al desplazamiento interno de poblaciones motivado por problemas de seguridad o por las consecuencias del cambio climático.

En este programa, ProFuturo está integrando el componente de educación digital para complementar los enfoques de aprendizaje más tradicionales.

“Una alianza pionera”

Education Cannot Wait ha calificado como “pionera” la alianza entre ambas instituciones. “Para los niños y niñas en situaciones de crisis, como refugiados y desplazados internos, la tecnología puede ser un poderoso facilitador para el aprendizaje¨, destaca su directora, Yasmine Sherif. “Trabajando juntos, aprovechamos las fortalezas y experiencia de cada organización para conseguir resultados de mayor impacto para estos niños y jóvenes”, concluyó.

Según Naciones Unidas, 70 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a huir de sus hogares. Más de la mitad, casi 25,4 millones, son menores de 18 años. En más del 90% de los casos estos movimientos forzados de personas se dan en países en desarrollo, cuyos sistemas educativos no tienen la capacidad de incorporar a los niños y jóvenes refugiados que deberían estar en la escuela.

Otra de las cifras que aporta Naciones Unidas sobre los niños refugiados tiene que ver con la escolarización: unos cuatro millones no asisten a la escuela, y las niñas refugiadas tienen menos posibilidades de estar escolarizadas que los niños. Por todo ello, a lo largo de 2019 y 2020, ProFuturo prevé llevar este modelo de intervención educativa en contextos de refugio a Malawi, Jordania, Etiopía, Uganda y Colombia.