20.06.2018

La educación como herramienta en el Día Mundial de los Refugiados

Desde ProFuturo queremos recordar a los millones de mujeres, hombres y niños que se han visto obligados a dejar sus hogares y abandonarlo todo a causa de los conflictos armados o de las persecuciones.

Facebook twitter

A las afueras de Beirut, en Bourj Hammoud, se encuentra la escuela de refuerzo Frans Van der Lugt. No es un colegio cualquiera. Acoge a alrededor de 150 niñas y niños refugiados, la mayor parte de ellos procedente de Siria. Son niños en situación de especial vulnerabilidad para los que la educación es su única esperanza de acceso a un mundo mejor. Niños que llevan a sus espaldas el trauma de haber dejado atrás una guerra devastadora. Niños que necesitan ser escuchados y queridos. Niños que, además de necesitar apoyo psicológico, se enfrentan a un curriculum y a un idioma completamente nuevos. De la mano de Entreculturas y el Servicio Jesuita al Refugiado (SJR), desde octubre de 2017 en ProFuturo nos esforzamos cada día en que estos niños tengan acceso a una educación de calidad que les permita mirar al futuro y les abra las puertas del siglo XXI.


“ProFuturo es una forma interactiva de aprender que es realmente muy positiva, que les entusiasma y les hace aprender más rápido”

 


Gassia Tenekejian, coordinadora de ProFuturo en la escuela, nos recuerda hoy lo estimulante que resulta para los alumnos el descubrimiento de la educación digital: “Les proporciona un plus, una forma interactiva de aprender que es realmente muy positiva, que les entusiasma y les hace aprender más rápido”, asegura. “Esta nueva herramienta -continúa Gassia- les ayuda con sus idiomas y el resto de actividades del colegio porque incluye contenidos con animaciones, colores y vídeos que hacen que las lecciones sean activas”.

Foto: Gassia Tenekejian, coordinadora de ProFuturo en la escuela Frans Van der Lugt.

La escuela de Bourj Hammoud no es una excepción. El Servicio Jesuita al Refugiado estima que hay más de medio millón de niños refugiados en Líbano. En ProFuturo tenemos previsto continuar desarrollando durante este año nuestro programa en nuevas escuelas en el Valle de la Bekaa, a unos treinta kilómetros de Beirut, porque estamos convencidos de que solo a través de la educación de calidad se podrá transformar el mundo.

La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), nacida a raíz de la Segunda Guerra Mundial para ayudar a los europeos desplazados por el conflicto, estima que hay más de 65,6 millones de personas desplazadas en el mundo de las que más de 22 millones son refugiados y de ellos, más de la mitad niños. Unas cifras sin precedentes. Por ello, en el Día Mundial de los Refugiados, desde ProFuturo queremos recordar a los millones de mujeres, hombres y niños que se han visto obligados a dejar sus hogares y abandonarlo todo a causa de los conflictos armados o de las persecuciones. Y recordar también que la educación es la gran herramienta para el desarrollo, la convivencia y la paz.  

Sofía Fernández de Mesa visitando la escuela en Beirut.