24.05.2018

Memorias de un viaje emocionante a Manaos

Facebook twitter

ProFuturo inició su andadura en Brasil en la ciudad de Manaos, en el Estado de Amazonas. Hoy, la solución educativa digital integral de ProFuturo, está presente ya en más de 30 municipios del Estado de Sergipe. En marzo y abril de 2018 se hizo entrega del equipamiento tecnológico a 450 escuelas. A ellas se han sumado otras 285 nuevas escuelas que están participando en la ampliación de la iniciativa ProFuturo por todo el país, en estos momentos se encuentra en fase de formación de sus educadores.

Una de las personas testigo del simbólico y significativo momento de la entrega de maletas fue Beatriz Jansen, colaboradora de Fundación Telefónica / Vivo. Jansen nos relata en primera persona la intensidad de lo vivido por la trascendencia que supone ofrecer herramientas y formación para las habilidades del siglo XXI a niños de poblaciones tan vulnerables como los destinatarios de esos equipamientos.


“Desde finales de 2017, tan solo en Manaos se han formado presencialmente más de 750 profesores”

 


“Ese viaje a Manaos tenía un sabor completamente especial: había llegado la hora de la entrega de los tan ansiados maletines de ProFuturo.

Trabajo desde hace años en el ámbito de la comunicación y los eventos, pero este era, de largo, el mayor desafío y también el más apasionante de mi carrera: desarrollar acciones en las escuelas de Manaos, una de ellas situada en las comunidades de la ribera del Río Amazonas. Un privilegio para alguien como yo que, hasta no hace mucho, apenas conocía la región del norte del país.

Si ya estábamos eufóricos por nuestra parte, las expectativas eran aún mayores por parte de las escuelas. Primero quiero explicarles que, en Brasil, ProFuturo comenzó con la formación de los instructores con contenidos sobre innovación educativa. De esa manera, se pudo “preparar el terreno” para ampliar la variedad de nuevas formas de enseñanza y aprendizaje.

Desde finales de 2017, tan solo en Manaos se han formado presencialmente más de 750 profesores. Además, los formadores locales de la Fundación Vitória Amazônica, entidad socia de la Fundación Telefónica | Vivo en el territorio, han realizado visitas periódicas a las 140 escuelas participantes de ProFuturo. Estas visitas han marcado la diferencia en lo que respecta al nivel de seguimiento e implementación de los planes de actuación con los profesores, dando continuidad así a la formación recibida. Pero ahora es el momento de recibir el equipamiento tecnológico para mejorar aún más las nuevas prácticas pedagógicas.

Para la entrega de los equipos en Manaos, elegimos dos escuelas públicas, una como representante de las escuelas urbanas y otra como representante de las escuelas rurales. La primera que recibió su maletín fue la Escuela Municipal Profesora Eliana Pacheco, en la zona este de la ciudad, región considerada “zona roja” debido al alto índice de violencia. Sin embargo, en la escuela se ve todo lo contrario. Grandes palabras a todo color como “alegría”, “amor” y “respeto” decoran las paredes.

La organización de las aulas, el cuidado en los detalles, el cariño hacia los niños… todo es fruto del trabajo de Rossana Inês Oliveira y sus maravillosos profesores. Rossana me había comentado que los niños tenían la costumbre de abrazarla. En cuanto me dirigí a hablar con los alumnos, recibí más de una decena de abrazos y quedé encantada.


“En la Escuela Municipal Profesora Eliana Pacheco el cariño no es una palabra colgada en la pared. Se vive a diario.”

 


Reflexionaré sobre esto más adelante, pero la conclusión es que, cuando viven en un ambiente seguro y adecuado, los niños muestran abiertamente su afecto. En aquella escuela, el cariño no es una palabra colgada en la pared. Se vive a diario. Un bello ejemplo que llevaré conmigo para siempre como un gran recuerdo de ese momento.

Al día siguiente tuvo lugar el segundo evento, con nuevas emociones por llegar. La escuela ribereña está a 2 horas en barco del centro de Manaos. En el paisaje, escenas de la vida de la comunidad con sus viviendas sobre pilotes o palafitos; la economía agrícola y la cría de ganado en las orillas del río Negro; así como la famosa unión de las aguas de los ríos Negro y Solimões para formar el río Amazonas.

Ya llegando a la Escuela Municipal de Nuestra Señora del Carmen, se percibía el clima festivo. El director, el sonriente profesor Wesley de Alencar, junto con las cocineras y los profesores, se encontraba en la cocina para preparar una mesa llena de sabrosos alimentos regionales, como la banana pacovã, la yuca o el cumare.

En un salto mayor todavía en nuestra aventura, faltaba por ver la llegada del hidroavión con la comitiva procedente de España que acudió al evento: César Alierta, presidente de Fundación Profuturo y Fundación Telefónica España; Sofía Fernández de Mesa, directora general de Profuturo; y José María Sanz-Magallón, vicepresidente de la Fundación Telefónica España.


“César Alierta no dudó en afirmar que en ese momento comenzaba un futuro increíble para sus hijos e hijas”

 


El evento se desarrolló en el centro comunitario que hay detrás de la escuela, una estructura de palafito que, cuando se producen crecidas del río, permite a los estudiantes continuar allí sus clases.

La alta participación es un rasgo característico de la comunidad ribereña, con muchos padres y miembros de escuelas vecinas queriendo formar parte también del evento.

Como bienvenida, la escuela preparó una hermosa presentación de la danza tradicional típica del Festival de Parintins, una fiesta popular folclórica que se celebra cada año en el mes de junio en la ciudad de Parintins, Amazonas. A continuación, César Alierta habló sobre ProFuturo y de cómo la combinación de educación y tecnología ha transformado nuestra forma de vida. “A los padres, les pido un pequeño esfuerzo, ya que en breve los niños aprenderán cosas que tal vez ustedes aún desconozcan. Hoy comienza un futuro increíble para sus hijos e hijas”, apuntó.

El evento finalizó con la entrega del equipo tecnológico al director, a los profesores y a los alumnos, seguido todo de múltiples abrazos de celebración y gratitud entre los miembros de la Secretaría de Educación de Manaos, el equipo de ProFuturo y los colaboradores. Concluye una etapa y se da inicio a un nuevo capítulo dentro de este proyecto transformador, cuyas numerosas semillas de innovación comienzan a germinar en las escuelas.

Salí de Manaos repasando mentalmente estos y otros muchos momentos inolvidables vividos estos días, como alguien que va a una fiesta muy bonita y quiere conservar todos los recuerdos en un lugar especial de su corazón. Este blog me ha permitido rememorar todos estos recuerdos y estoy agradecida por la oportunidad de compartirlos con todos ustedes”