Tanzania

ProFuturo aterrizó en Tanzania en 2016, tras la firma de un acuerdo con Salesianos Don Bosco de África del Este. En 2017 se implementaron cinco operaciones que llegaron a 47 escuelas públicas y privadas en las regiones de Dar Es Salam, Morogoro, Dodoma, Moshi y Mafinga-Iringa. Tras el primer año de ejecución, y tras valorar que las operaciones tienen el mejor desempeño en la región africana, en 2018 decidimos ampliar el alcance del programa en 4 nuevas operaciones con el mismo socio local, llegando a 55 escuelas adicionales en Moshi y Mafinga-Iringa, y expandiéndonos a las regiones de Songea y Zanzíbar. A finales de 2020, firmamos un acuerdo con Save the Children para implementar el proyecto en dos campos de refugiados, Nduta y Nyarugusu, en la región de Kigoma.

Tanzania

Beneficiarios

113.229 niños/as

3.892 docentes

102 escuelas

¿Con quién trabajamos?

¿Con quién trabajamos?

Implementamos en 102 escuelas nuestro Modelo Integral de Educación Digital, con un programa de desarrollo profesional docente, un acompañamiento continuo y personalizado a través de nuestra red de coaches en el terreno y una solución digital completa que se compone de equipamiento tecnológico y una plataforma de aprendizaje. 

El trabajo con alumnos, docentes y directores de centros educativos beneficia de manera indirecta al resto de la comunidad educativa tanzana. El proyecto tiene especial pertinencia en este país dado que la mayoría de las escuelas están situadas en entornos rurales con escasos recursos para cubrir las necesidades educativas de los niños y las niñas. Aunque existe una fuerte voluntad educativa por parte del Gobierno para expandir el aprendizaje digital en todo el país, todavía existe una aguda escasez de estructuras para apoyarla.

2020 supuso un nuevo hito para ProFuturo en Tanzania, al firmar un acuerdo con Save the Children para implementar el proyecto en dos campos de refugiados: los de Nduta y Nyarugusu. Ambos en la región de Kigoma, que actualmente acoge a alrededor de 280.000 personas refugiadas y solicitantes de asilo (73 % burundeses y 27 % congoleños). El 56 % de la población refugiada de Tanzania son niños. 

Además, ese mismo año arrancamos un proyecto de desarrollo profesional docente en colaboración con la organización Empieza por Educar y su colaborador local Teach for All Tanzania. El objetivo es mejorar las posibilidades de futuro de miles de niños y niñas en zonas desfavorecidas, sembrando su ecosistema educativo con docentes efectivos y comprometidos. Para ello, a lo largo de 2020 se formaron a más de 12.500 docentes tanzanos que se han convertido en potenciales líderes educativos en competencias docentes y digitales y en agentes de cambio a medio y largo plazo en sus comunidades educativas.

Contrapartes

Salesianos de Don Bosco
Save the Children
Teach for All
Empieza por Educar

Equipo

“Tanzania es el ejemplo del trabajo bien hecho, es uno de los países de África que muestra el mejor avance de resultados lo que demuestra la gran implicación en el proyecto tanto de nuestra contraparte en terreno como de toda la comunidad educativa, sus energías y compromiso son una inspiración y un ejemplo para nosotros”.

Marián Álvarez Coordinadora de ProFuturo en Tanzania

Marián Álvarez

También te puede interesar

Descubre más países donde ProFuturo está trabajando por mejorar la educación digital

Ver otros países