Buena acogida en Managua

05 octubre 2017

Recordando la experiencia de Voluntariado en Nicaragua

Contribuir a la implementación del proyecto ProFuturo mediante la formación de docentes y niños en la utilización de las herramientas y contenidos digitales en el aula. Esa fue la principal tarea de los nueve Voluntarios de Telefónica y Fundación Bancaria “la Caixa” que viajaron a la capital nicaragüense desde España, Perú, Uruguay, Guatemala y El Salvador, en el marco del Voluntariado en ProFuturo.

TwitterFacebookWhatsApp

Durante dos semanas, del 18 al 29 de septiembre, los voluntarios desempeñaron un rol de facilitadores en el colegio La Purísima Torres Molina en el Barrio Camilo Ortega de Managua, apoyando así en la formación en la herramienta WeClass, realizando talleres para docentes y ayudando a niños y niñas en la interacción con la plataforma,

Además de actividades didácticas con docentes y estudiantes y una gran experiencia de intercambio cultural, los voluntarios colaboraron en tareas de mejora de infraestructura.

“La verdad es que el calor de la gente con el que nos recibieron es totalmente increíble. Me encanta como todos están receptivos a ver que son las cosas nuevas que nosotros traemos para ellos, cuales son las nuevas experiencias y lo emocionado que están de que nosotros estemos acá”, expresó Hector, Voluntario Telefónica de El Salvador.

“¡Tablets!”

Después de una primera jornada de bienvenida, comenzaron los talleres con la maleta de ProFuturo, equipada con tabletas digitales, un ordenador, un router y un proyector. Con los docentes, instalaron los equipos para desarrollar la clase y realizaron un primer acercamiento a la plataforma Weclass.

A continuación, llegó el momento de aplicar esa planificación en un aula de clases con niños y niñas, quienes dejaron ver su sorpresa cuando los voluntarios llegaron con todo el equipamiento. “Ellos tenían mucha intriga, abrimos la maleta y ¡tablets! fue lo primero que dijeron. Empezamos a indagar qué es lo que harían con ellas y los niños dijeron: vamos a jugar, a escuchar música, ver vídeos, podemos estudiar, y los voluntarios fuimos complementado sus ideas”, comentó Maribel, Voluntaria Telefónica de Perú.

Manos a la obra

Por las tardes, los voluntarios realizaron labores de apoyo para mejorar la infraestructura de uno de los dos pabellones del colegio: arreglar el techo lleno de fisuras, que había obligado al colegio a dejar de usar un aula, así como mejorar el sistema eléctrico de las aulas para garantizar un buen uso de los equipos de la maleta digital. Ambas actividades contaron con el apoyo del personal del colegio y padres de familia que se han sumado para garantizar éxito y las mejoras de las condiciones en que reciben educación sus hijos.