13.06.2018

¿Por qué Nancy Charles Mtui está agradecida a la escuela?

En ProFuturo estamos orgullosos de Nancy y también de sus profesores. Aprovechamos su historia para hablar del reto al que se enfrenta ProFuturo en países como Tanzania.

Facebook twitter

“Me llamo Nancy Charles Mtui. Estoy en sexto grado en la Escuela Primaria de Imani. Como se ha dicho, cuando sea mayor me gustaría ser doctora. Estoy agradecida a la escuela por los buenos profesores que he tenido durante mis estudios y que me han ayudado a lograr mi objetivo. Cuando vi las tabletas por primera vez, me puse muy contenta porque nunca había usado una. Y tenía mucho miedo de que pudiera romperla, pero vi que me sentía segura y, con un poco de práctica, enseguida me hice con ella. Aprendí a manejarla gracias a mi coordinador Mark. Ahora ya soy capaz de usarla en la mayoría de las asignaturas, como inglés, matemáticas, ciencias o suajili. Estoy muy feliz de formar parte del grupo de niños que se benefician de la clase digital. Gracias, ProFuturo. Gracias, profesores. Gracias, coordinadores. En nombre de mis compañeros, gracias”.

https://www.youtube.com/watch?v=anBOOZknBAg&feature=youtu.be

Según la UNESCO, en Tanzania, 5 millones de niños de primaria (el 33,3% de la población escolar) abandonarán la escuela antes de terminar el último curso”

 


Estas son las palabras de agradecimiento de Nancy Charles Mtui. En Tanzania hay 38.667 niñas y niños como Nancy que se encuentran en 47 escuelas situadas en entornos vulnerables en Dar es Salaam, Moshi, Mafinga-Iringa, Dodoma y Morogoro. En todas ellas, gracias a la colaboración de los Salesianos de Don Bosco, ofrecemos nuestra solución de educación digital integral con la que los alumnos se están ininciando en una educación en competencias del siglo XXI. Estamos trabajando para ampliar nuestro compromiso con la educación en Tanzania a 30 nuevas escuelas. Sin embargo, los niños de este país de la costa este del África subsahariana como los de tantos lugares en el mundo, no lo tienen fácil. La UNESCO estima que casi 5 millones de niños tanzanos de primaria (el 33,3% de la población escolar) abandonarán la escuela antes de terminar el último curso primaria. La buena noticia es que allí donde llevamos nuestra propuesta educativa se reduce el absentismo y aumenta el número de inscripciones en la escuela. ¡Ningún niño quiere perderse las clases digitales!

En ProFuturo estamos orgullosos de Nancy y también de sus profesores. Hemos formado ya a 279 docentes porque, aunque nuestro objetivo son los niños, la llave para su transformación educativa es la propia comunidad docente y es en ella en la que centramos nuestros mayores esfuerzos. La capacitación de los profesores, especialmente en tecnologías de la información y metodologías innovadoras de enseñanza, nos permite motivarles y capacitarles para la integración de la tecnología digital en sus práctica pedagógica.

Dado que vivimos en un mundo cada vez más digital y la mayoría de los empleos del futuro ni siquiera existen hoy en día, la educación de ProFuturo se basa en competencias en lugar de centrarse en los contenidos. Las nuevas tecnologías nos permiten llevar una educación de calidad a cualquier parte del mundo por remota que sea. Por ello nuestra gran ilusión, nuestra noble aspiración y enorme reto es que Nancy y todas las niñas y niños de Tanzania y del resto de los 23 países en los que estamos trabajando en los tres continentes, África, América Latina y Asia, tengan acceso a la misma formación que los niños en España, Francia o Estados Unidos.